martes, 17 de julio de 2007

San Miguel Industrial


El mercado de textiles y confecciones peruano es, sin lugar a dudas, uno de los más competitivos en el mundo. Las telas nacionales son reconocidas por las principales marcas internacionales que ven en ellas sinónimo de calidad. Sin embargo, ¿el vertiginoso crecimiento económico de China podría amenazar al sector? Para el director de la Unidad Textil de San Miguel Industrial, Enrique Barrios, esto no llega a ocurrir.

“Definitivamente, las confecciones chinas son subvaluadas y muchas de esas empresas son estatales. Contra el Estado es casi imposible competir, pero si hablamos de calidad encontramos muchos puntos a favor de las telas y confecciones peruanas”, aseveró. En el segmento de sastrería, Barrios comentó que los trajes provenientes del país oriental no son de lana. “Es un material viscoso, más sintético. Si bien son muy baratos, el público no los termina por aceptar por otros factores como el corte y la calidad misma de la tela”, precisó.

Asimismo, al referirse a las posibilidades existentes para que el Perú inicie las negociaciones para la suscripción de un Acuerdo de Libre Comercio con China, el empresario fue enfático en manifestar que el sector textil peruano deberá conformar una lista de productos sensibles. “Sin embargo, debemos reconocer que en China existe diversidad de calidades. Generalmente, las de menor calidad son las que ingresan a nuestro mercado, pero a mayor calidad, un mayor precio. Por eso, no pensemos que todos los productos procedentes de ese país son baratos. Lo importante es estar preparados para competir”, precisó.

La empresa
San Miguel Industrial se funda en 1994, producto de la escisión-fusión de la Fábrica de Hilados y Tejidos San Miguel y Rayón Industrial, empresas que iniciaron sus actividades en la década de 1940. Ambas estaban ya vinculadas desde 1985. En el sector de tejidos, la empresa es más conocida por la producción que realiza para las marcas Barrington, Fifty Fifty y Cardif. Su participación en el mercado es de 60% y cuenta con un volumen de ventas estimado en 20.5 millones de dólares. Además, para este año, la empresa estima alcanzar una producción de 3.1 millones de metros.

Desde 2006, San Miguel Industrial invierte alrededor de 6.1 millones de dólares, lo que permitirá aumentar su capacidad instalada en aproximadamente 37 por ciento hacia 2008. “De esta inversión, alrededor del 50 por ciento será destinado para reforzar nuestras operaciones de exportación”, precisó Barrios.

Provincias a la moda
Pero así como en Lima, las nuevas tendencias de la moda llegan prácticamente de manera simultánea a otros mercados internacionales, las provincias no quieren quedarse rezagadas.

Así, Enrique Barrios aseguró que el crecimiento de los mercados del interior del país fue de aproximadamente 15% en el último año. “Cusco, Huancayo, Trujillo, Chiclayo, Arequipa, Juliaca y Puno son los mercados con mayor dinamismo. Ello debido al ingreso de nuevos establecimiento comerciales que impulsan, definitivamente, a la economía de la zona", aseveró.

San Miguel en el exterior
Entre los clientes internacionales de San Miguel Industrial destacan Oscar de la Renta, Ungaro, Brooks Brothers, Calvin Klein y Ralph Lauren - Polo.

Otros mercados que atiende la empresa son Colombia, Venezuela, Bolivia, Chile, México, Brasil e Italia. Tiene planeado entrar al mercado europeo.

Algo Más
Además de incrementar sus exportaciones, la empresa pretende aumentar su nivel de penetración en los segmentos C y D, concentrando el 20 por ciento del mercado con su producto Cardif.

El TLC con Estados Unidos definitivamente es el apoyo que la industria textil y de confecciones requiere para consolidar su desarrollo.

Páginas vistas en total