jueves, 9 de febrero de 2012

La Palma Aceitera Ya es un Importante Cultivo Alternativo a la Hoja de Coca


Además del café y cacao una tercera opción de cultivo alternativo a la hoja de coca va ganado espacio entre los agricultores de la amazonía peruana: la palma aceitera. 

El director de la Oficina de Desarrollo Alternativo de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid),Loren Stoddard, informó que en el Perú hay 50 mil hectáreas de palma, de ellas, 20 mil pertenecen a la empresa Palma del Espino, del grupo Romero, y las otras 30 mil están en manos de los pequeños agricultores que han optado por remplazar el cultivo de la coca por el de la rentable palma.

“Es interesante ver cómo los pequeños agricultores han llegado a sumar más tierras que una empresa privada”, señala Stoddard. Sobre todo, porque la inversión para sembrar palma es cinco veces mayor que la requerida para sembrar café o cacao.

Sumando costos

Según explica Loren Stoddard,al sembrar una hectárea de cacao o café se invierte mil dólares, mientras que sembrar una hectárea de palma aceitera requiere cerca de cinco mil dólares. Aun así, el Proyecto de Desarrollo Alternativo en Perú que desarrolla la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Onnudd), financiado por Usaid, apuesta por incentivar el cultivo de palma aceitera.

La proyección para diciembre 2013 es cultivar 6.000 hectáreas más de dicha especie en la región Ucayali. Hay cuatro plantas de procesamiento y producción de palma que han sido promovidas por el Programa de Desarrollo Alternativo (PAD) y cuya administración está en manos de los productores de San Martín y Ucayali.

El costo para la implementación de una de estas plantas alcanza el medio millón de dólares. Flavio Mirella, representante de Onnudd, explica que son más de 3.500 las familias que se ven beneficiadas con el cultivo de palma aceitera. De cumplirse la proyección, podrían beneficiarse 2.000 más. “Hay cada vez más demanda en lo que se refiere a cultivos, y aún no se ha explotado adecuadamente la producción. Todavía no se aprovecha adecuadamente como biodiésel ni como aceite”, señala.

Buscando la certificación

El siguiente objetivo de los pequeños agricultores es obtener la certificación internacional. Por ese motivo, ayer se reunieron en las oficinas de Onnud en Lima al menos veinte ex cocaleros, hoy orgullosos productores de palma aceitera, para ver qué deben hacer para lograrlo. Después de dialogar más de tres horas, acordaron que la empresa Oleaginosa del Perú S.A. (Olpesa) encabezaría el proceso de certificación. Para ello Olpesa, asesorada por Usaid y Onnud, participará en la Roundtable on Sustainable Palm Oil (RSPO).

El objetivo es que Olpesa adapte sus procesos de producción a los estándares ambientales y de responsabilidad social que la RSPO promueve, y que estos sean reproducidos luego en las demás empresas de palma aceitera. El cultivo de palma aceitera ha generado problemas ambientales en algunos países.

Como explica Loren Stoddard, en algunas partes del mundo se han deforestado territorios o se han contaminado suelos, agua o aire con venenos agrícolas por mejorar su productividad. Flavio Mirella aclara que Onnudd apuesta por recuperar zonas deforestadas para el cultivo de palma con el fin de disminuir el riesgo ambiental y aumentar la posibilidad de continuar desarrollando cultivos alternativos. Nada menos. (El Comercio - ADEX - Agricultura del Peru)

No hay comentarios:

Translate

Páginas vistas en total